Una mujer bajo la influencia

Una mujer bajo la influencia
Director:

Título Original: A Woman Under the Influence / Año: 1974 /  País: Estados Unidos / Productora: Faces International Duración: 155 min. / Formato: Color - 1.85:1
Guión: John Cassavetes / Fotografía: Mitch Breit / Música: Bo Harwood
Reparto:  Gena Rowlands, Peter Falk, Katherine Cassavetes, Fred Draper, John Finnegan, Matthew Labyorteaux, Angelo Grisanti
Fecha de estreno: 12/10/1974 (New York Film Festival)

“Mabel no está loca. Solo es un poco especial. Esa mujer cocina, cose, hace la cama. ¿Qué tiene eso de locura?”, le espeta Nick Longhetti (Peter Falk) al inicio de la película a su colega de trabajo, cuando éste le aconseja llamar a su esposa (Gena Rowlands) para advertirle que no va a poder regresar a casa al final de la jornada laboral a causa de un imprevisto en la cantera. Nick es un hombre sencillo, un trabajador que intenta constantemente justificar ante su entorno laboral y familiar el comportamiento “especial” de su esposa, una mujer psicológicamente desequilibrada que lucha desesperadamente por encontrar su lugar en un mundo de convenciones y prejuicios, en el que los individuos son juzgados no por su personalidad individual sino según lo que se espera de su rol social preestablecido.
 
Apoyándose en una interpretación absolutamente magistral de Gena Rowlands, Cassavetes retrata la compleja relación de la pareja protagonista con su habitual estilo en el que la puesta en escena se encuentra completamente supeditada al contenido (o, más propiamente, se erige como elemento esencial del propio contenido). En palabras del director: “Para mí, lo importante es convencer al público de que lo que ocurre en la pantalla es real. En muchos casos, hubiera preferido que algunas películas estuvieran peor encuadradas, fueran técnicamente menos brillantes, ¡pero que lo que mostraran fuera mejor!”. No hay ninguna duda de que en Una mujer bajo la influencia Cassavetes logra su objetivo, ofreciendo uno de los más fascinantes y sobrecogedores retratos de la locura (pero también de los tics de una sociedad coercitiva y homogeneizadora) que hemos podido ver en una pantalla de cine.
 
La película se desarrolla casi en su totalidad en la vivienda de la pareja, lugar que se materializa como imagen de la mente desequilibrada de Mabel, especialmente por esa sala de estar que hace las veces de dormitorio y que se muestra por tanto como un espacio en continuo estado transitorio (como el estado psicológico de la protagonista). Éste será también el espacio en el que Mabel se recluirá intentando ponerse a salvo de las miradas de los otros, como vemos a la llegada de Nick junto con sus colegas de trabajo, a los que invita a comer en un acto mediante el cual el protagonista parece querer probar la capacidad de su esposa para comportarse según las convenciones sociales (fotograma 1).
 
Nick representa, en este sentido, y desde la ingenuidad del personaje, el máximo apoyo y a la vez el principal elemento intimidador para Mabel: “¡Sé tú misma!”, le repite constantemente a su esposa para ayudarle a enfrentarse a los demás, pero al mismo tiempo es incapaz de reprimir sus palabras de reproche frente el peculiar comportamiento de Mabel ante sus colegas de trabajo (“¡No saben qué hacer! ¡No saben que no vas en serio!”), o con un azorado vecino que acude a dejar a sus hijos bajo su cuidado y al que el propio Nick echa violentamente del domicilio, irritado por el comportamiento de Mabel con éste (“Solo has pasado vergüenza y has quedado como un idiota. Yo todos los días quedo como una idiota”, le señala inmediatamente después Mabel a Nick, en un momento de lucidez).
 
Esta situación de permanente desequilibrio llega a su culmen en la perturbadora secuencia del ataque de locura de Mabel (uno de las mejores escenas de la película, gracias a la impresionante interpretación de Gena Rowlands) en presencia de la dominante madre de Nick, Margaret Longhetti (Katherine Cassavetes), y del Dr. Zepp (Eddie Shaw), que acude al domicilio alertado por el propio Nick. Mabel, física y psicológicamente acorralada (fuera del espacio de seguridad del salón), explota ante las acusaciones de Margaret y la alucinada mirada de Nick, que la abraza con impotente desesperación (fotograma 2).
 
Seis meses después, tras pasar un tiempo internada en un psiquiátrico, Nick espera junto a un numeroso grupo de amigos y familiares el regreso de Mabel a casa, con la ingenua convicción de que su esposa agradecerá un recibimiento multitudinario y la obstinada creencia de que Mabel podrá afrontar la situación como una personal “normal”, tal como el propio Nick expresa reiteradamente durante la velada (“¡Tengamos una conversación normal!”, clama en vano el protagonista mientras Mabel narra con absoluta ausencia de emoción el tratamiento a base de electroshocks a la que fue sometida en el psiquiátrico). Previamente, hemos visto cómo, tras su llegada a la casa, Mabel se refugiaba de nuevo en el espacio de la sala de estar (en donde se encierra para reencontrarse con sus hijos a salvo de las miradas de los invitados – fotograma 3) y cómo ese espacio es justamente transgredido por los intrusos para reunirse junto a Mabel y Nick, sentándose todos juntos en torno a la mesa con la intención de celebrar una inoportuna comida familiar.
 
“Me gustaría que os fuerais a casa. Nick y yo nos queremos acostar juntos. Con vosotros aquí no podemos hablar”, le pide Mabel a los invitados, ante la cómplice mirada de Nick que, finalmente, parece comprender que la única posibilidad de afrontar la situación es justamente Intentando acceder al particular espacio interior de su esposa, en lugar de tratar obstinadamente de enfrentarla con la realidad de un mundo que le es extraño.
 
Tras partir todos los invitados, Nick y Mabel recogen la mesa, extienden el sofá cama y cierran la puerta de la sala de estar (quedando a salvo incluso de la mirada intrusa del espectador), mientras se escucha el timbre de un teléfono que intenta en vano acceder al único espacio en el que la protagonista se encuentra finalmente a resguardo de las influencias (fotograma 4).
 
David Vericat
© cinema esencial (febrero 2014)
 
----------------------------------------------
VER EN FILMIN
----------------------------------------------

VÍDEOS: 
Trailer (V.O.I.)
puntuación: 
9

Comentarios

Añadir nuevo comentario