cine asiático

Spanish Catalan Chinese (Simplified) English French German Italian Japanese Korean Portuguese

Hana-Bi (Flores de fuego)

Si hay una idea característica que defina el conjunto de la obra de Takeshi Kitano, por encima incluso de la figura de los yakuza tan presente en la mayoria de sus films, ésta es sin duda alguna la temática del juego como forma de comunicación entre los personajes de sus películas (de sobras conocida es la faceta del director como creador y presentador de Takeshi Jō, un concurso basado en estrambóticas pruebas de destreza emitido en España con el título de Humor Amarillo).

Director:

Deseando amar

¿Qué hace esa cámara allá afuera? ¿Por qué se resiste a entrar a las habitaciones? Esa cámara (tímida, absolutamente discreta) es la mirada de Wong Kar-wai en Deseando amar y somos también nosotros, cada uno de los espectadores del filme, incapaces de invadir la vida privada de dos seres que están viviendo una historia que, parece, tampoco les pertenece.

Director:
Wong Kar-Wai

Ran

La adaptación de dos de las grandes obras de William Shakespeare por parte de Akira Kurosawa (Macbeth en Trono de sangre, y El rey Lear en Ran) es uno de las mejores muestras de la universalidad de los clásicos en el más amplio sentido del término: no sólo en el aspecto temporal (la obra de Shakespeare sigue siendo hoy en día un punto de partida fundamental para acercarse a las grandes cuestiones que rigen el comportamiento humano), sino aquí también desde el punto de vista

Director:

Sonatine

Sonatine se puede considerar el primer gran film de Kitano de la tipología yakuza-eiga (tras los apuntes realizados en sus dos primeras obras: Violent Cop - 1989 - y Boiling Point - 1990). Auténtico ejercicio deconstructivo del género, el director se complace en trasladar a sus personajes, miembros de un grupo traicionado por su propio clan, a un lugar de retiro donde esperar acontecimientos: en ese lugar, una playa de la meridional isla de Okinawa, lo carnavalesco se mezcla con la gravedad de la muerte por venir.

Director:

La mujer de la arena

Desde la primera imagen en la que vemos a Niki Jumpei (Eiji Okada) ascender dificultosamente por una enorme duna, Hiroshi Teshigahara expone de manera magistral la idea principal que va a dominar su acertadísima aproximación a la extraordinaria novela de Kôbô Abe (felizmente autor también del guion de la película): la falta de referencias visuales que impiden definir la escala de la silueta del personaje sumada a los torpes movimientos de brazos y piernas del entomólogo nos hacen ver al protagonista como un pequeño escarabajo avanzando lenta pero obstinadamente sobre la deslizante arena

Director:
Hiroshi Teshigahara